En el curso se pone especial énfasis en la comprensión de la diversidad de modelos agroalimentarios, los fenómenos de localización y deslocalización de ciertos alimentos, la identidad territorial de los productos agroalimentarios. Estos conceptos se apoyan en perspectivas de la nueva ruralidad y la multifuncionalidad del territorio y el desarrollo sustentable,  poniendo el énfasis en los vínculos entre alimentos (expresión de la dimensión biológica, simbólica y cultural de una comunidad), territorio y actores.

 Sostenemos que la cultura y el territorio se entrelazan de manera compleja integrando una trama de significados que trascienden al individuo que pueden ser movilizados mediante acciones colectivas en búsqueda de su valorización. Los valores territoriales pueden transferirse al sistema productivo ayudando a construir activos específicos localizados, siempre y cuando exista una dialéctica de patrimonialización-reconocimiento externo que pueda sustentarse en normas aceptadas colectivamente que den garantía de origen y calidad. De esta forma producción y consumo se asocian en un sistema cuya evolución es interdependiente.

Nos apoyaremos en la antropología alimentaria, geografía social, sociología, y en ciencias biotécnicas que movilicen las nociones de calidad, innocuidad, especificación.

SIAL.pdfSIAL.pdf